domingo, 10 de junio de 2018

LLAME AL DOCTOR ¡APRISA! O SE VA A MORIR DE RISA, por F. Ibáñez


Con este sugerente y divertido título se cita al mejor humor en esta página compuesta por trece chistes que llevan el indiscutible sello de la casa Ibáñez. Publicados en la revista “La Risa” sobre mediados de los cincuenta, nuestro autor realiza un despliegue de situaciones límite, cuál más absurda, con la única excusa de arrancar un sonrisa entre sus lectores.

Estamos ante un Ibáñez al inicio de su carrera (aún no había cumplido los veinte y su cabeza se hallaba cubierta de pelo), por lo tanto, bastante primerizo y al que todavía le quedaba mucho por aprender. Pese a todo, estamos ante un trabajo realmente digno que conseguirá arrancarnos más de una carcajada. Es más, a día de hoy, sesenta y tantos años después y con una larguísima carrera profesional a sus espaldas, todavía asegura no haber aprendido a dibujar, afirmación con la que no estoy del todo de acuerdo.

La página carece de firma, pero la mano del maestro está presente en cada una de sus viñetas. Incluso la caligrafía es suya. Chistes como el del tipo con paraguas bajo la lluvia o el del caníbal han contribuido a que Ibáñez sea considerado como un auténtico mago del humor. 



sábado, 5 de mayo de 2018

ASÍ SE HIZO LA ILUSTRACIÓN DE HE-MAN Y LOS MASTERS DEL UNIVERSO. BOCETO 5, por López Espí


Llegamos al último de los cinco bocetos. Su autor, aún no contento con aquellos nuevos retoques realizados, redibujó de nuevo la escena principal para mejorar algunos pequeños detalles que, en suma, ayudarían a ensalzar la ilustración. Y esta vez sí. Tras este quinto esbozo, todo estaba a punto para empezar a afilar los pinceles, no sin antes, trasladar el dibujo a un papel de mayor calidad más apropiado para este tipo de técnica pictórica.

Todo aquel entramado de líneas de lápiz empezaba a avivarse gracias a sus primeras pinceladas de color. Sólo unos días después, esa idea que hacía tiempo que rondaba por mi cabeza había alcanzado su aspecto definitivo, protegiéndola como es debido, introduciéndola en un sobre adecuado a sus proporciones para, ya por último, ser enviada a su destino que no era otro que las manos de este apasionado del dibujo que es un servidor. 



ASÍ SE HIZO LA ILUSTRACIÓN DE HE-MAN Y LOS MASTERS DEL UNIVERSO. BOCETO 4, por López Espí


La composición y las proporciones de los tres villanos (Trap Jaw, Mer-Man y Beast Man) ya eran las correctas, así que en este cuarto boceto sólo se trabajó sobre la escena de lucha, manteniendo intactos a los enemigos del fondo (fueron fotocopiados para no tener que volver a dibujarlos). López Espí realizó pequeñas mejoras sobre He-Man y Skeletor acercándolos, cada vez más, al resultado final. 



ASÍ SE HIZO LA ILUSTRACIÓN DE HE-MAN Y LOS MASTERS DEL UNIVERSO. BOCETO 3, por López Espí


Una vez confirmado que ese sería el aspecto definitivo de nuestra ilustración, había llegado el turno de volver a dibujarla perfeccionado todo aún más si cabe. Es ahora cuando se obtiene un resultado mucho más limpio que el anterior. Aquí, el aspecto de los personajes ha sido mejorado, cuidando las proporciones y detalles de cada uno.  



ASÍ SE HIZO LA ILUSTRACIÓN DE HE-MAN Y LOS MASTERS DEL UNIVERSO. BOCETO 2, por López Espí


Este segundo esbozo ya se asemeja bastante al aspecto final que adoptó esta ilustración. Aunque se conserva la secuencia principal que representa la lucha entre He-Man y Skeletor (eso sí, bastante más perfeccionada), el cambio más significativo lo hallamos en los personajes del fondo, donde son distribuidos de diversa forma y colocados a distintas alturas. 



ASÍ SE HIZO LA ILUSTRACIÓN DE HE-MAN Y LOS MASTERS DEL UNIVERSO. BOCETO 1, por López Espí


Un mes después de anunciarlo, continuemos celebrando el 7º aniversario del blog exponiendo una serie de bocetos previos (5 en total) que, finalmente, darían lugar a aquella ilustración de los Masters del Universo realizada, de forma magistral, por Rafael López Espí.

Todo buen trabajo que se precie siempre lleva detrás numerosos ensayos hasta que se consigue alcanzar el resultado deseado. Por norma general, este tipo de esbozos raramente logran ver la luz pública (sólo se expone o se publica el dibujo final), siendo archivados para el resto de los días o, en el peor de los casos, destruidos y tirados a la basura. López Espí sabe muy bien que soy un apasionado de este tipo de bocetos (me encanta poder contemplar el proceso de trabajo de una ilustración o página de cómic, y más aún, si puedo llegar a palparlo con mis propias manos). Por esta razón, tuvo el gigantesco detalle de incluir todas estas páginas previas junto al envío del original definitivo, realizado con gouache a todo color.

Tal vez, para muchos, este tipo de dibujos no tenga mayor atractivo, careciendo de valor o interés. Yo no opino lo mismo, y sí les doy la importancia que merecen pues forman parte indispensable de la incubación y desarrollo de una idea, desde el momento que brota de la mente del autor hasta que, una vez modelada, consigue salir del cascarón tras llegar al resultado final. Deleitar de esta fascinante exposición de imágenes es algo que no tiene precio. Tal vez sea este el motivo que me ha impulsado a compartir, con todos los lectores y amigos de este blog, todos los bocetos, realizados a lápiz, que tuvieron lugar antes de la ilustración final. Todos ellos me fueron mostrados en el momento de su ejecución para mi supervisión y posterior visto bueno. El trabajo de López Espí fue tan impecable que, en ningún caso, hizo falta modificar ni corregir nada.

Mi intención siempre fue poner a He-Man y a Skeletor luchando en primer plano, mientras los otros tres villanos de la serie debían aparecer al fondo, a modo de composición. Sobre estas anotaciones, López Espí se puso manos a la obra y trazó el primer esbozo. El resultado, como se puede comprobar al pie de este escrito, difiere bastante del aspecto definitivo de la ilustración. Esa fue la primera materialización de mi idea. Ahora había que trabajar sobre ella para conseguir pulirla y, sobre todo, mejorarla.



miércoles, 4 de abril de 2018

ESPECIAL: 7º ANIVERSARIO DEL BLOG


El tiempo ha vuelto a hacerlo. Ya ha pasado un año desde que escribí aquella entrada dedicada al 6º cumpleaños de este blog. Si digo que la espera hasta este nuevo aniversario se me ha hecho eterna, no sería del todo sincero. Estos últimos doce meses se han pasado volando, tanto, que incluso me parece increíble estar otra vez redactando una entrada especial dedicada a un nuevo aniversario. Y ya vamos por el 7º…

Los años siguen pasando (y pesando), y mi agenda de trabajo continúa repleta de proyectos pendientes. Mientras unos son más recientes, otros vienen arrastrando desde hace ya algún tiempo. Años, incluso. Independientemente a este dato, todos, por igual, aguardan ansiosos poder ver la luz algún día. Y yo, que trato de no dejar en blanco ninguna hora del día, no puedo pedirles otra cosa que paciencia.

Varios son los proyectos que hoy llevo entre manos: la redacción de un nuevo libro (el quinto de mi carrera), mi colaboración trimestral en la revista de López Espí “FansFun Magazine”, o mi participación como experto en la obra de Ibáñez en ciertos números de la “Colección Integral F. Ibáñez”, publicada por Salvat. Al mismo tiempo, he colaborado como prologuista de varios libros, sigo investigando a fondo y escribiendo sobre fenómenos extraños y, así, un sinfín de trabajos que resultaría demasiado extenso si los detallase de uno en uno en forma de listado.

No intento excusarme, pero sí dar una explicación de por qué se han visto reducidas el número de entradas en el blog a lo largo de este último año (sin ir más lejos, en 2016 publiqué un total de 104, mientras que, en 2017, esta cifra ha bajado a 47 entradas). Hago hincapié en la información redactada porque no quiero que nadie piense que esta especie de abandono (que no es tal) se deba a una sequía de nuevas ideas o a una terrible falta de interés causada por el desgaste del paso de los años. Nada más lejos de la realidad. Ideas a realizar siguen brotando, casi a diario, por un tubo. Fuerzas, aunque los años pesen, todavía siguen quedando para unos cuantos lustros más. Ilusiones (qué triste sería vivir sin esa llama), me hallo rebosante de ellas… Lo que sí echo en falta es algo más de tiempo para poder sacar adelante (con la mayor dignidad posible) todas esas fantasías que brotan de mi mente sin descanso y que, inevitablemente, acaban aplastando unas a las otras. Pero todo llegará. Mientras sigamos correteando por este mundo, y siempre que la salud nos lo permita, trataré de ir alcanzando metas y de seguir haciendo realidad todos esos sueños que hoy duermen esperando ser materializados algún día.

Dicho todo esto, comunicar que el pasado día 2 de abril (2018) se celebró el 7º aniversario de este blog, acontecimiento que quiero recordar a través de este escrito cocinado de forma expresa para la ocasión. Son siete años ya de un proyecto que nació gracias al apoyo de unos pocos que en mí confiaron y que, ni de lejos, me hubiese imaginado seguir al frente después de tanto tiempo.

A lo largo de estos últimos 365 días, diversos han sido los temas tratados y muchos los autores recordados gracias a sus geniales e imperecederas obras. Por aquí han desfilado dibujantes de la talla de Emili Boix, J. Ripoll, Juan Manuel Muñoz, Francisco Ibáñez, Martínez Osete, G. Iranzo, Juan Álvarez, Jorge Gómez, Joan Boix, Manuel Gago, Rubén Mudito, The Eva, Joaquín Cera, Azpiri, Kito y López Espí.

Precisamente de éste último es el dibujo que he escogido para conmemorar este 7º aniversario del blog. Realizado por encargo personal, el amigo y maestro López Espí puso toda la carne en el asador para lograr una ilustración tan magnífica como la expuesta a continuación, dibujo que también sirvió como portada del número 68 de la mencionada revista “FansFun Magazine”. Algunos de los personajes principales de la serie Masters del Universo son sus protagonistas. He-Man y Skeletor, eternos rivales desde el inicio de los tiempos, luchan a capa y espada en una escena representada en primer plano, mientras que los secuaces más fieros de Skeletor (Mer-Man, Trap Jaw y Beast Man), amenazan desde el fondo mediante una composición de imágenes. Todo ello pintado a gouache sobre una hoja de papel de tamaño A3.

¡Feliz 7º aniversario!



domingo, 25 de marzo de 2018

CINÍN, por Kito


De nuevo, Kito al frente de una entrada publicada en este blog y, otra vez, al servicio del mundo del séptimo arte.

Publicada en la misma página que los cinco chistes expuestos hace unas semanas (http://elblogdejuanantonioros.blogspot.com.es/2018/03/cinco-chistes-sobre-cine-por-kito.html), esta tira cómica, de formato vertical y desarrollada en tres viñetas, plasma las exigencias de un director de cine al querer rodar con un tipo de sistema de filmación en concreto: el cinemascope*. El motivo: conseguir capturar, en un mismo plano, al rajá (soberano de la India) y a su regimiento de esposas. Por suerte para todos los del equipo, ese mismo día, la mitad de estas bellas damas había pillado la gripe y no pudieron asistir al rodaje.

Como podréis comprobar al observar el presente original, la camiseta del cineasta se ha deteriorado con el paso de los años, desprendiéndose algunas partes de la misma. Este era un recurso muy utilizado, imagino que para ahorrar tiempo. Para cierto tipo de sombreados y manchados de las páginas, se utilizaba un papel a parte, que ya venía dibujado (en este caso, con el fondo oscuro y los puntitos blancos), se recortaba y se pegaba directamente sobre el original, logrando el efecto deseado con menos trabajo y menos tiempo. De ahí que, en la primera viñeta, a este personaje le falte la manga derecha, en la segunda, ambas mangas y el brazo izquierdo y, en la tercera, prácticamente el cuerpo entero. 




*Para el que no lo sepa, el cinemascope es un modo de rodaje caracterizado por la captura de imágenes mucho más amplias (casi el doble de anchas) que las conseguidas normalmente. Este efecto se conseguía instalando unas lentes especiales en las cámaras y en los proyectores.

domingo, 4 de marzo de 2018

CINCO CHISTES SOBRE CINE, por Kito



De Kito es también la página expuesta a continuación, publicada, probablemente, en la revista “La Risa” a finales de los años cincuenta. Con estos cinco chistes, el autor rinde su particular homenaje al mundo del celuloide, empleando un humor bastante más bestia que en otros de sus trabajos, sobre todo, en la primera viñeta.

De título desconocido, la pegatina con la cabecera de esta página debió perder su adherencia con el paso de los años, perdiéndose para siempre. Estos cinco chistes fueron dibujados sobre una plantilla ya confeccionada de fondo cuadriculado y seis viñetas, reservando la primera de ellas para el título. Recomiendo ojear cada una de estas disparatadas situaciones porque, puedo asegurarlo, no tienen desperdicio alguno.



sábado, 24 de febrero de 2018

UN PAR DE CHISTES, por Kito



Ya que nos encontramos revisando la obra de este autor de raíces murcianas, sigamos exponiendo diversas muestras de su divertido trabajo. En esta ocasión, se trata de dos chistes de reducido tamaño, obra de Francisco Pérez Espinosa, alias Kito, de los que desprende cierto aroma al Ibáñez de la época.

En el primer chiste vemos a un policía urbano multando a un señor por no cumplir la norma que prohibía fijar carteles. Estaría completamente de acuerdo con el gendarme si no fuera por un pequeño detalle: el denunciado era la misma persona que había fijado aquel cartel en la pared. Bueno, siendo un poco más comprensivo, también se me ocurre que el policía podía ser Kito disfrazado y que estuviera haciéndole un dibujo a un fan. Todo es posible, ¿no?

Y con un segundo chiste, obra también de Kito, ponemos punto y seguido al presente capítulo dedicado a este dibujante nacido en un pueblo vecino y cuya firma fue confundida, debido a una información extendida muy mal contrastada, con un supuesto seudónimo de Ibáñez. Por suerte, el propio Kito desmintió este rumor que estuvo circulando por Internet durante bastante tiempo y al que muchos daban más credibilidad que al Padre Nuestro. Polémicas aparte, y centrándonos en el chiste que nos ocupa, vemos que en esta ocasión es la muerte, abrazada a un espantado paciente, la protagonista de esta divertida situación.