domingo, 25 de mayo de 2014

CONTRAPORTADA DEL “TBO” Nº 60, de Ramis



Continuamos presentando a nuevos autores que, hasta ahora, no se habían pasado por las páginas virtuales de mi blog. El segundo de esta peculiar maratón de cinco participantes es Ramis, autor muy prolífico y destacado dentro de Ediciones B durante los años ochenta y noventa. A continuación, su presentación:




Ramis (Juan Carlos Ramis Jiménez) nació en Chantada, Lugo, en 1962. Sus primerísimos trabajos vieron la luz en la revista “El Papus”, allá por 1978 o 1979. Algunos años después (1982), empezó a publicar en la revista “Cachondeo a Tope”, del sello M. Díaz Editor que, al pasar a manos de Norma Editorial, se rebautizó con el nombre de “Humor a Tope”. Ese mismo año, trabajó para Ediciones Amaika en “Humor Sexy”








 Algunos de los primeros trabajos de Ramis.






En 1987, ficha por Ediciones B. Para esta nueva casa, publicó en las revistas “Súper López” (en 1987), “Súper Mortadelo” (en 1988), “Al Ataque” (en 1993), “El Chou” (en 1994), y “TBO” (también en 1994), entre otras.

Ramis es el padre de Alfalfo Romeo y de Sporty, dos de sus personajes más emblemáticos y recordados, aunque también son suyos: Lo que nadie se atrevió a contar sobre…, Doctor Burillo y Estrellito Castro. Junto a estos personajes, también ha creado infinidad de chistes gráficos y secciones de lo más variopintas.













Tras el éxito de ¿Dónde está Wally?, Ediciones B decidió repetir la fórmula y encargó a Joaquín Cera y a Ramis un álbum de semejantes características. Así nacieron Los Xunguis, unos marcianitos incivilizados capaces de meterse en cualquier embrollo en cualquier momento. El lápiz de estas páginas lo hacían (y lo hacen) a medias. Ramis se encarga de la mitad de una página y Cera de la otra mitad. Una vez acabado, Cera lo pasa todo a tinta y Ramis le da color. 





 
También junto a Cera, crearon a unos remodelados Zipi y Zape, hijos predilectos del maestro Escobar, que se publicaron en 5 tomos de 48 páginas cada uno más cubiertas a color. Pero este intento de resucitar a esos personajes no funcionó, bien porque los niños no conocían a Zipi y Zape, o bien, porque los adultos veían esta nueva vuelta de tuerca como algo extraño, decantándose por los personajes originales. 







En la actualidad, Ramis se encuentra un poco alejado de la historieta, dedicado a otros quehaceres, pero continúa con los álbumes de Los Xunguis, con los guiones y el montaje de las Guías de Mortadelo y con algún que otro especial de la casa, como el recién salido del horno: Mortadelo Especial Mundial.









Mi original correspondiente a este autor es el de la contraportada del “TBO” nº 60, publicado en 1993. Una página a todo color en la que se nota el mimo y el esfuerzo que Ramis puso durante su elaboración. Como mera curiosidad anotaré que, por su parte trasera, figura un inacabado boceto de la misma con alguna que otra ligera modificación con respecto a la versión publicada.








1 comentario:

  1. Que grandes historietas las de Alfalfo Romeo

    ResponderEliminar