lunes, 25 de junio de 2012

QUOTIDIANÍA VISTABELLENSE, de Juan Álvarez y Jorge G. (Parte II, y última)


Esta semana os muestro la segunda y última entrega de mi aventura por El Jumillano. Todas las sorpresas que aún quedaban ocultas en la entrada de la semana anterior, aquí serán desveladas.

A continuación, os muestro una entrevista que realicé al propio Juan Álvarez, quien no tuvo inconveniente alguno a la hora de responder todas aquellas preguntas que formulaba un servidor. Qué mejor forma de clausurar esta segunda parte dedicada a la Quotidianía Vistabellense que con un cara a cara con uno de sus autores. Lo que vais a leer a continuación no tiene desperdicio alguno, así pues, atentos y atentas:




1- Sabemos que, en tu inicios, te inspirabas en personajes como El Teniente Blueberry o Tintín a la hora de dibujar tus propias páginas, pero… ¿qué cómics leías y qué personajes eran tus favoritos?

Mis personajes favoritos eran Sir Tim’Otheo, de Raf, y el Sheriff King, de Francisco Díaz y Víctor Mora. Leía el Pulgarcito, Mortadelo y el DDT.

2- ¿Recuerdas cuál fue la primera página que dibujaste? ¿Y tu primer dibujo o página publicados?

La primera página que dibujé iba sobre paracaidistas y aviones… me encantaban los aviones, luego recuerdo otras en las que salían caballos; la serie de televisión Furia era una de mis preferidas. Mis primeros trabajos publicados, no profesionales, se publicaron en la revista Brisas Alfonsinas, del instituto donde estudiaba (Alfonso X) y la primera historia profesional fue en Senda del Cómic, la historia se titulaba “TV comecocos”.

3- ¿Cómo surgió aquel trabajo con la productora Hanna Barbera? Ay, aquella legendaria fábrica de inolvidables e irrepetibles dibujos animados…

Yo me había desplazado a Madrid porque un amigo me dijo que tenía posibilidad de vivir del dibujo, aunque no fuera historieta. Este amigo madrileño (Matías Marcos) ya trabajaba para la Hanna Barbera y me enseñó la técnica de la intercalación, así es que cuando estuve preparado hice una prueba y me admitieron. Por aquel entonces trabajamos mucho sobre una serie de los Harlem Globetrotters.



4- ¿Lees a Mortadelo y Filemón? ¿Qué te parece el trabajo del maestro Ibáñez? ¿Te ha servido o te sirve de inspiración?

No leo a Mortadelo y Filemón. En la infancia sí lo hacía, aunque yo prefería otros personajes de Francisco Ibáñez, tales como Rompetechos, El botones Sacarino o 13 Rue del Percebe.

5- Has creado infinidad de personajes. ¿Todos por voluntad propia o algunos por encargo? ¿Cuál es tu favorito o a cuál le tienes más cariño?

Todos los personajes que he creado han sido por voluntad propia, incluso he creado la necesidad de su existencia, como Pepe Nalti para el diario As o Dante, Cibernavegante para la revista Dinero; en estas dos publicaciones no existía nada de cómic ni de humor.
Mis personajes preferidos son Los Mendrugos.



6- ¿Qué hiciste para que a los de “El Jueves” les llamara la atención tu trabajo? Jordi Ginés (Gin) fue director de esta revista, ¿llegaste a conocerle en persona? En caso afirmativo, ¿alguna anécdota que recuerdes?

A El Jueves les envié unas tiras de MM, El loco del Claustro que se publicaban en la revista Campus de la Universidad de Murcia. A los dos días me llamó Gin diciendo que le encantaba y ya está. Era muy humano y un artista excepcional. En este sentido he de decirte que cuando le invitamos a venir a Murcia nos dijo: “siempre que me llaméis vosotros vendré”. Era supercariñoso con nosotros.

7- ¿Por qué Lucía, gabinete de sexología ha abandonado “El Jueves” y, en su lugar, podemos ver la nueva serie Jonathan Drácula?

Lucía no está porque no todos los personajes tienen el mismo recorrido y porque los lectores se cansan…así es que hay que estar renovándose continuamente, cosa que tampoco viene mal.

8- ¿Siempre trabajas con guiones propios?

Sí, casi siempre he trabajado con guiones propios. Ha habido épocas que he echado mano de gente estupenda y con un coco muy lúcido, como Víctor Eme, Javim o Manuel Martínez.

9- ¿Participa Jorge Gómez a la hora de escribir los guiones, aportando ideas, sugerencias, etc.? La misma pregunta pero para los dibujos.

Los guiones, la planificación y los dibujos los hago yo, Jorge pinta con pastel y si hay, en este sentido, alguna duda, lo hablamos; tiene una libertad absoluta para el color. Intentamos que la fusión dibujo-color sea total y lo logramos. ¡Ya llevamos 25 años juntos!

10- Eso de sentarse uno frente a la hoja de papel en blanco y que no brote nada nos ha pasado a todos, imagino que a ti también.

La hoja en blanco debe ser tu amiga, no un enemigo a batir… si tienes que entregar un trabajo mañana seguro que se te ocurre algo. Tiene que haber presión, eso te obliga y pone la maquinaria del cerebro a funcionar.

11- ¿Alguna vez has empezado a dibujar una página sin tener aún un guión definido o, cada vez que inicias este proceso, ya está todo escrito y atado?

Cuando me pongo a hacer una historieta ya la tengo pensada y con el final resuelto. Sé lo que dicen los bocadillos pero no cómo lo dicen, eso lo resuelvo al final.

12- ¿Eres exigente contigo mismo a la hora de trabajar? Yo lo soy mucho, y si no, que se lo pregunten a los que me conocen…

Sí, soy exigente… aunque alguno puede que diga: ¿exigente y ha hecho esa mierda?
Las cosas son así.

13- ¿Podrías explicar, brevemente, cuál es tu sistema y organización de trabajo?

Varía. A veces se me ha ocurrido algo por la calle o en la cama, lo apunto corriendo y cuando llego a la mesa lo tengo tan claro que planifico, encuadro y dibujo en una mañana. Otros días estoy más espeso, pero en general, como soy disciplinado, surgen cosas delante de la mesa. Trabajo por la mañana en horario prácticamente de oficina y por las tardes también. Evidentemente si hay encargos simultáneos, echamos más horas.

14- En algunas sesiones de firmas en las que has participado, ¿qué es lo más raro que te han pedido que hagas?

Una vez me pidieron que dibujara a Tete (el heavy de Los Mendrugos) vestido de Guardia Civil… otra vez un chico me pidió que le dedicara también al Tete, y yo, para ver cómo lo vestía, le pregunté al chico a qué se dedicaba y me contestó que era estafador, así es que lo disfracé de caco.

15- ¿Cómo surgió la idea de la Quotidianía Vistabellense? ¿Cuánto tiempo lleváis preparándola?

Jorge había salido algunos fines de semana con Juan Navarro, otro excepcional artista murciano, a tomar apuntes del natural del barrio. Luego me agregué yo y de ahí fuimos elucubrando sobre la posibilidad de la exposición y el sentido de la misma. El presidente de la AAVV apoyó la iniciativa y a Juan Pedro de El Jumillano le encantó, o sea, todo sobre ruedas.




16- Si volvieras a nacer y supieras lo que hoy sabes, ¿te seguirías dedicando a esto del cómic o cambiarías de profesión?

A mí me gusta mucho lo que hago… dinero no se gana mucho, ciertamente, pero es tan apasionante… creo que querría ser lo que soy.

17- En los tiempos duros que vivimos, ¿cómo se ve el futuro en esto de la historieta?

El futuro del cómic es incierto… las nuevas tecnologías están ahí. Hacer cómic, como dice Max, es un acto de amor, porque comer de él… ya veremos.

18- Y para terminar, ¿algún consejo a los dibujantes noveles que nos dedicamos a esto por pura devoción y, por supuesto, sin ver un céntimo?

El consejo es que os emocione lo que hacéis… cuando os deje de emocionar, dejadlo.



Y como broche final a esta segunda y última entrada dedicada a la exposición Quotidianía Vistabellense y a sus dos creadores, os quiero mostrar lo que Juan Álvarez y un servidor llevábamos entre manos. Tratándose de mí, se puede esperar cualquier cosa, pero, en esta ocasión, mi idea era la de crear un dibujo compartido, es decir, hecho a medias.

Se lo propuse a Juan y él accedió sin dudarlo dos veces. Así que la propuesta inició su marcha, y el resultado final es el que podéis ver a continuación. Tenía seis ideas en mente, cada una más chispeante que la otra, pero me tenía que decantar por una sola. Así que, como yo no fui capaz de decidirme, le propuse a mi santa esposa que fuese ella quien decidiera qué idea llevar a cabo. Y ésta que tenéis a continuación fue la que más le gustó. A mí, particularmente, me daba lo mismo elaborar una idea u otra, así que aquella decisión me pareció la correcta. Quizás me hubiese gustado realizar cualquier otra que fuese un poco más ácida y corrosiva que la presente, pero los argumentos eran todos buenos (y no porque fueran míos).

Y me despido exponiendo el dibujo en cuestión. Espero que hayáis disfrutado de este largo pero placentero viaje y de esta experiencia vivida por un servidor, la cual, he intentado tratar con todo el cariño del mundo, con el respeto y admiración que se merece y, sobre todo, poniendo lo mejor de mí. 




P.D.: Quisiera agradecer la participación de Juan Álvarez en la confección de estas dos entradas dedicadas a la exposición Quotidianía Vistabellense y al resto de su obra. Agradecerle su aprobación para poder organizar y realizar esta doble entrada, su paciencia para responder a todas y cada una de las cuestiones que le planteé y, sobre todo, por abrirme las puertas de su casa y recibirme, como aquel que dice, por la puerta grande. ¡Muchas gracias, amigo!

2 comentarios:

  1. Espectacular, si señor. Gran entrevista.
    Esperando con ganas tu próxima historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena la entrevista. El talento, la disciplina, la organización y la pasión son los ingredientes fundamentales para el éxito. Así que todos deberíamos aprender un poco de este par de genios para reconstruir este desdichado y maltrecho país.
    En cuanto al dibujo compartido me ha gustado mucho la escenografía y el montaje de las dos partes. Se nota también que te has esforzado por "colorear" un poco más la historieta, que creo que tu intención ha sido dar también protagonismo en esta historieta al otro integrante del grupo no entrevistado (Jorge), poniendo más color en los fondos, sombras, el banco, etc. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar